Bicho de siete cabezas (R4)

Bicho de Siete Cabezas, película dirigida por Laís Bodanzky debuta en DVD por parte de Zafra Video este mes de junio.

Esta película cuenta la historia de Neto un estudiante (interpretado por Rodrigo Santoro, en su primer largometraje), quien tiene profundos problemas de comunicación con sus padres y se encuentra, como muchos adolescentes de su edad, desubicado y rebelde. Con su grupo de amigos se reúne para salir, y también para fumar. Un día es sorprendido por su padre al dejar un cigarro de marihuana en la bolsa de su chamarra. El padre reacciona agresivamente y ante su incapacidad por entenderlo, le envía a un hospital para forzarlo a rehabilitarse. De esta forma Neto, acaba experimentando la violencia existente en las instituciones de salud mental brasileñas. Sistema que desde hace 100 años cumple con “eficiencia” la función de vigilar y sancionar los casos de pequeños “desvíos” de conducta, aquellos que no ameritan una sanción legal. Descubriendo así, la violencia en los métodos y el abuso en la aplicación de medicamentos, utilizados comúnmente para el control de los internos. Con una estética apegada a situaciones reales, Bicho de Siete Cabezas habla por una parte, de la intolerancia y la incomunicación en el seno de una familia de clase media, y por otra, de los mecanismos de represión existentes en la sociedad brasileña.

Bicho de siete cabezas” es un filme de ficción inspirado en el libro “Canto de los Malditos” del escritor Austregésilo Carrano Bueno.
Escrito en los años setenta esta historia es un relato autobiográfico en el que Carrano cuenta su tragedia personal, en la cual fue internado en uno de esos hospitales psiquiátricos al descubrirse que fumaba marihuana. La obra de Carrano es una crónica personal que denuncia con extrema lucidez, y a pesar de todo, el sufrimiento, las monstruosidades del sistema psiquiátrico brasileño y la hipocresía de la sociedad brasileña ante el consumo de drogas.
La historia fácilmente se adapta a nuestros días ya que muy poco se ha hecho por un cambio, y aún en día, es extremadamente común que las familias internen a sus hijos por problemas de “adicción”.
Actualmente, el escritor, es militante de un movimiento contra la situación de los hospitales psiquiátricos. En su más reciente libro, “Las Hijas de la Noche”, aborda el universo del tráfico de drogas, homosexualismo, prostitución y corrupción policial.

Una de las características más fuertes de esta película en su lenguaje documental. El filme esta siempre procurando causar una sensación en la que el espectador este observando un acontecimiento cotidiano, banal, factible de suceder. Simultáneamente la cámara se mueve como un espía de los acontecimientos, captando estos con gran espontaneidad.
Esa sensación de realidad fue buscada desde el guión. Neto, el personaje central, es un adolescente común, un joven con un mundo interior intenso y con dificultades para expresarse.
La preparación de actores comandada por Laís Bodansky y Sergio Penna procuró desarrollar un tono intimista para todo el elenco. Por eso, la característica más clara de Neto es la timidez. De la misma forma, el trabajo con los internos del hospital psiquiátrico fue en torno a una interpretación minimalista, ya que todos los personajes que aparecen en el hospital psiquiátrico son actores profesionales.
La estética documental exigió un esfuerzo mucho más grande de los equipos de fotografía a cargo de Hugo Kovensky, cuyo trabajo fue premiado en el Festival de Brasilia. La intención de esta estética, consistió en el hecho de que en vez de crear una belleza glamorosa, se intentó combinar el naturalismo con la dramaticidad. La fotografía busco pasar desapercibida, pero al mismo tiempo, utilizó recursos que reforzaran la acción dramática indicada en el guión. La cámara en hombros del operador Mauro Martins, desarrolla una verdadera coreografía para interactuar con el resto del equipo. Así, por ejemplo, el director de sonido, Romeu Quinto llegó a conjuntar un equipo especial que combinará la posibilidad de recepción con la agilidad del microfonista, quien se movía en función de los actores y de la cámara.
La dirección de arte fue el quinto elemento responsable de la eficiencia en la estética documental, Marcos Pedroso resume su trabajo diciendo que: “Bicho es un filme sin adornos”.

Este filme de Lais Bodansky, fue realizado a través de una coproducción entre tres productoras brasileñas (Buriti Filmes, Dezenove Sonido e Imágenes y Gullane Filmes) y con la participación de la distribuidora Río Filme y la Fábrica de Cinema, un importante centro de producción cinematográfico italiano mantenido por la firma Benetton. Este filme también tuvo el apoyo financiero de la RAI (Radio y televisión italiana) y de la Fundación Montecinemaveritá de Suiza.

WordPress Plugin Share Bookmark Email