DVD Super 8 Stories de Emir Kusturica en julio (R4)

De Emir Kusturica, director de “Underground: Había una vez un país”, “Black Cat, White Cat” y “Tiempo de Gitanos” entre otras, llega Super 8 Stories por parte de Zafra Video.

Un documental que habla de música. Música que habla del inexplorado, loco, creativo y dramático mundo de los Balcanes.

La película arranca con la búsqueda de los orígenes del frenético e irresistible estilo que se conoció como “Balkan Punk”. Emir Kusturica nos ha enseñado su amor por la música a través de sus películas, especialmente en “Black Cat, White Cat”. Los protagonistas de este film son los No Smoking Orchestra reunidos veinte años atrás en Sarajevo. Ellos, que como una caravana de gitanos, han vivido las historias más dramáticas de la región sin buscar ayuda.

El narrador y el hombre detrás de esta historia es Emir Kusturica.

La película inicia con el triunfal tour del 2000, el acercamiento con cada miembro de la banda. Las historias se entrelazan, como en todos los filmes de Kusturica, en un ensamble de los más variados materiales. Elementos vitales en la historia son:
-Belgrado: una ciudad destrozada por la guerra. De aquí parte la búsqueda por los orígenes de la música. Para ello se desplaza por los viejos cafés donde tocan los gitanos, por los estudios de grabación, por los viejos sótanos donde se solía tocar rock, por las tradiciones familiares.
– Los Tours: la vida en los conciertos, las carreteras, el choque diario entre las bandas de los Balcanes y las de Europa occidental, los cuartos de hotel, los viajes en autobús, la fatiga, las llamadas familiares, la amistad día con día.
-Los Conciertos: grabados en Italia, Francia y Alemania con tres Betacams Digitales y sonido estéreo.

No Smoking Orchestra ( Zabranjeno Pusenje en lengua serbo-croata ) nace en Sarajevo en 1980 y muy pronto se convierte en la expresión más significativa del “nuevo primitivismo”, un movimiento cultural de resistencia creado en Yugoslavia durante la transición que se da posterior a Tito.
Después de dos años de presentaciones en pequeñas salas de concierto en Sarajevo, en 1984 No Smoking Orchestra (a la que muchos críticos de música han definido como una banda gitanotechnorock) graba su primer disco “Das ist Walter”. Una de las canciones de este álbum “Zenica Blues” se coloca rápidamente en el hit parade con más de 100 mil copias vendidas. En esta misma etapa, la Banda aparece en la serie de TV “Surrealist top list”, un falso noticiero que era en realidad una feroz sátira de los políticos yugoslavos. Los problemas para la banda empezaron cuando su líder Dr. Nele Karajilic hizo un irónico comentario de la muerte de Tito en una actuación en vivo ante un inmenso número de fanáticos. Boicoteados y fuertemente criticados por la máquina de propaganda oficial del país, la Banda era capaz al mismo tiempo de continuar con la grabación de su segundo disco “Dok Cekas Sabah se Sejtanom” –Waiting for the sabbath with the devil-, cuyo título contiene palabras que fueron tomadas de la cultura musulmana bosnia sólo para enfatizar la fuerza cultural de la banda para unirse a la capital de Sarajevo. El lanzamiento de su disco estuvo marcado con una estrepitosa caída en las ventas debido a la censura oficial que se volcó en su contra. Tiempos difíciles golpearon fuertemente a la Banda, lo cual ocasionó que varios integrantes la abandonaran, y ya para 1996, Emir Kusturica se había integrado con su bajo.
El tercer álbum “Pozdrav iz zemje safari” –Greeting from safari land-, consigue vender más de 90 mil copias. Al mismo tiempo, los dramáticos cambios en la escena política yugoslava les permitió embarcarse en un nuevo tour. En 1989, grabaron su cuarto álbum “Male price o Velikoj ljubavi” – A little story of a great love-, y reaparecieron en la secuela de la serie de TV “Surrealist top list”, la cual, proféticamente presagió la inminente crisis de los Balcanes.

Justo antes de estallar la guerra, Dr. Nele Karajilic se trasladó a Belgrado y en 1994 formó una nueva banda con jóvenes músicos incluyendo a Stribor Kusturica, hijo de Emir, en la batería. En 1998, No Smoking Orchestra compuso la música para la película de Kusturica “Black cat, white cat”, la cual ganó el León de Plata en el Festival de Cine de Venecia ese mismo año.
Después del tour “Side effects” en el verano de 1999, mismo que atrajo a más de cincuenta mil personas, y de su aparición en el Festival de Cine de Venecia y en muchos otros programas de televisión, la Banda grabó un nuevo álbum “Unza unza time” producido por la Universal Record Company.

No Smoking Orchestra es más que una banda de rock and roll. Ellos son un fenómeno real, una genuina atracción que a finales de los ochentas cambiaron la escena musical en Sarajevo y en todo el país para siempre.
Fueron la prueba viviente de que el clima social en Yugoslavia era muy diferente a la formalidad adoptada por el resto de los países comunistas como Bulgaria por ejemplo. No Smoking Orchestra llevó al escenario una mezcla de racionalidad y emoción, dos componentes claves que solo el arte puede juntar. La más viva jerga callejera y el sabor de la parodia. Ellos eran héroes reales viviendo un verdadero drama social.
La intriga política y la provocación interminable fueron el sello de esta banda. Dr. Nele Karajilic y su grupo supieron como usar un género musical inclasificable para expresar las emociones que experimentaban al tocar sus propias canciones. Ellos han combinado atinadamente el pasado certero de la literatura de Ivo Andric con la vida contemporánea en Sarajevo concibiendo

nuevas fuentes de entendimiento, de esta manera establecen de forma ecléptica su aproximación a la música. No Smoking Orchestra ha buscado su inspiración en las raíces más profundas de las tradiciones balcánicas. Hay dos momentos muy importantes durante el desarrollo de esta banda, en la época de la vieja banda ésta baso sus historias en anécdotas de sarajevos arribistas, melancólicos obreros borrachos y choferes reflejando su fatal destino en una ciudad compleja que golpeaba en ritmos de música punk los años de la gloria olímpica; mientras que la nueva banda, puso énfasis en la virtuosidad del talento de solistas que dieron al grupo su toque personal de folk, jazz y música latina, con una profunda influencia de músicos que han pasado toda su vida tocando en tertulias, bodas, funerales y conciertos de jazz.

No Smoking Orchestra encarnó un inusual fenómeno que fue hallando una completamente original manera de expresarse a través de géneros musicales conocidos en los Balcanes durante años. Sin olvidar que el rock and roll ha estado presente como una influencia que se ve en la forma en que la banda se mueve por el escenario y en la energía que proyecta. Aunque el corazón de esta banda se centra en la música cargada de raíces de la región balcánica, en la explosiva mezcla del jazz, en la música gitana y en la energía emitida por las trompetas del sur de Serbia mezcladas con la melancolía continua de las melodías asiáticas.

WordPress Plugin Share Bookmark Email